diciembre 1, 2020

Autónomos sin facturar, pero pagarán más de cuota

Miles de autónomos tienen su negocio cerrado por culpa del virus Chino “Covid-19” lo que ha provocado que miles hayan tenido que cerrar su negocio definitivamente por que no ha podido soportar el endeudamiento provocado por el confinamiento que ha obligado el Gobierno allá por el mes de Marzo, además de otros confinamientos que han sufrido los autónomos dependiendo de la comunidad autónoma o ciudad por el repunte de los casos del virus Chino.

Pues ahora el Gobierno para ayudar a los autónomos en plena pandemia, les regala subidas de sus cuotas pese a que más de la mitad sufren una caída de facturación superiores al 60% y casi 620.000 tienen sus negocios cerrados debido a las restricciones de la segunda ola. Esto se aplica por un acuerdo sobre el alza de los tipos por cese de actividad y por contingencias profesionales pactado anteriormente para el periodo 2019-2021.

Según este acuerdo, en 2020 los tipos por contingencias profesionales y cese de actividad subirían un 0,2% y un 0,1%, respectivamente. Este aumento tenía que haberse aplicado en enero, pero se paralizó por la pandemia. Sin embargo, la Seguridad Social informó de que en octubre ya comenzaba a cobrar este encarecimiento de tipos y los más de 3,2 millones de autónomos vieron cómo su cotización se elevaba entre 3 y 12 euros al mes. De esta forma, la cuota que pagan por estar dados de alta en el RETA ha pasado de 283 a 289 euros para aquellos que cotizan por el mínimo, la inmensa mayoría, y de 1.208 a 1.245 euros para los que pagan el máximo.

Además, los trabajadores por cuenta propia se sorprendieron con otro incremento retroactivo de entre 3 y 12 euros, lo que supone que pagan en noviembre entre 6 y 24 euros más que en septiembre. Desconocen aún cuándo les van a ir cobrando la retroactividad de los ocho meses anteriores.

Pero no solo eso. A su vez, por este mismo acuerdo alcanzado en 2018, cuando la economía crecía un 3%, en enero tendrán que afrontar una nueva subida de tipos del 0,3% que podría sumarse a un nuevo incremento de las bases de cotización si así lo decide el Ejecutivo. «El Gobierno no ha tenido el gesto ni la sensibilidad de aplazar esta subida a mejores tiempos», denunció el presidente de ATA, Lorenzo Amor.

620.000 negocios cerrados

Lorenzo Amor presidente de ATA, está haciendo un labor incansable por la lucha de los derechos de los autónomos, es la cara visible en esta lucha por unos derechos que cada vez se veían pisoteados por el Gobierno. Desde ATA estiman que han perdido unos 60.000 millones de euros en este 2020. Ésta es una de las conclusiones que se extrae de la VIII encuesta realizada por ATA entre más de 2.100 trabajadores por cuenta propia, que pone de manifiesto que más de uno de cada cuatro (el 28,8%) declara sufrir pérdidas superiores a 30.000 euros, principalmente aquellos que se dedican al sector de los eventos, el ocio y, aunque en menor medida, el comercio.

Estos números rojos se elevarán en lo que va de año, ya que actualmente tres de cada cuatro autónomos tienen algún tipo de restricciones en su negocio. Es más, en torno al 20%, lo que supone casi 620.000 emprendedores, están con sus negocios y/o actividades cerrados en estos momentos, de los que el 4,1% asegura llevar cerrado desde el pasado mes de marzo. Además, un 56,5% afirma que, aunque ha abierto, está funcionando al 50%. Por el contrario, apenas el 15,7% de los autónomos encuestados dice que está abierto y funcionando con total normalidad, e incluso un 3% reconoce que le va mejor que antes de la pandemia.

Debido a esto, la facturación del 85% de los autónomos se ha reducido; es más, para más de la mitad de ellos (lo que supone 1,7 millones) ha caído más del 60%; incluso un 6,4% no esta ingresando nada.

Casi la mitad, con ERTE

No sorprende así que el 44,8% de los autónomos que tienen trabajadores afirma que ha solicitado una suspensión de empleo o tiene previsto hacerlo para poder seguir con su actividad, de los que el 23,4% asegura que ha realizado el expediente a toda su plantilla. Nueve meses después de que estallara la pandemia, solo uno de cada cinco autónomos ha reincorporado a todos los trabajadores tras el ERTE, mientras que un 31% ha reactivado a alguno pero no a todos.

Pero peor es que incluso unos 200.000 emprendedores (un 14,4%) ya se han visto abocados a realizar algún tipo de despido. Y de cara a futuro la cosa no pinta mejor. Apenas el 15,5% considera que en los próximos seis meses sí podrá mantener a toda su plantilla, un 32% cree ya que no y el 34,6% lo pone en duda, de los cuales un 32%. De hecho, unos 450.000 autónomos prevén hacer algún tipo de reducción de personal.

Y es que el 65% estima que la economía tardará más de dos años en recuperarse, e incluso el 30% considera que serán necesarios más de dos años. Así, uno de cada diez autónomos cree que va a tener que cerrar su negocio, lo que supone bajar la persiana de 300.000 establecimientos.

«Se hace urgente establecer desde ya un plan de emergencia que prorrogue las ayudas existentes hasta el 31 de mayo de 2021, facilite la liquidez e impulse el consumo y la demanda con el fin de amortiguar la caída de la actividad y evitar el cierre de empresas y autónomos y por ende la destrucción de empleo», reclamó Amor.

El futuro para nuestros autónomos es muy negro, pero el presente no lo es menos, miles de autónomos siguen sin cobrar prestación, al igual que sus trabajadores, esto supone con una SEPE saturada, que se esperan unas Navidades con pocos platos en la mesa, un año 2021 con un cinturón bien apretado para no pasar hambruna.

RSS
Follow by Email