La escuela femenina del Obrero. NACIMIENTO

La escuela femenina del Obrero. NACIMIENTO

 

La idea inicial fue de un grupo de padres y madres: crear una escuela de fútbol femenino desde un ámbito formativo, por encima del “ganar a cualquier precio” predominante en la mayoría de equipos. Así, surge la posibilidad de que compitiésemos con la camiseta del Obrero, que nos recibió de una manera espectacular, y nos integramos en su estructura.
El objetivo era contar con niñas de entre 12 y 18 años, priorizando el esfuerzo como un pilar clave para el aprendizaje, buscando que vayan adquiriendo paulatinamente habilidades futbolísticas, intentado competir y superarse, pero sin dar tanta importancia al resultado. A todas las personas que estamos en un deporte nos gusta ganar, pero queremos que nuestras jugadoras crezcan, dentro de un ambiente de disciplina y respeto.
Para la mayoría de ellas es su primera experiencia en el fútbol, pese a lo cual han demostrado un compromiso excepcional, adquiriendo cada vez más habilidades.

¿ACUDIR A VUESTRA ESCUELA SUPONE UN ESFUERZO ECONÓMICO EXTRA?

Para nada. La escuela es de carácter gratuíto, el único importe a sufragar es la cuota de equipo, como en cualquier otra categoría del club. Además, disponemos de, al menos, un balón para cada jugadora, para favorecer que los entrenamientos (exigentes, dentro del nivel de cada una), sean dinámicos, sin grandes esperas.

¿EN QUÉ ASPECTOS OS CENTRÁIS PARA ELEGIR JUGADORAS?

Realmente estamos empezando y, por ahora, tenemos un grupo reducido de jugadoras. Sin embargo, independientemente de su calidad, para acudir a aprender con nosotr@s, una persona tiene que tener muy claro que realmente quiere mejorar y comprometerse, respetando a compañeras, rivales, árbitr@s y entrenadores. Digamos que todo gira en torno a tres variables: honestidad, disciplina y esfuerzo. Si se dan esas premisas , la incorporaremos sin dudarlo. El equipo es lo primero, siempre.
Así, cuando una niña entra a formar parte de nuestra escuela, se inserta en un grupo con el cual adquiere un compromiso; no sólo se trata de aprender aspectos técnico-tácticos ó físicos, sino también valores y actitudes positivas.

¿UN MODELO DE JUEGO/ UNA METODOLOGÍA?

Más que eso, es un modelo de congruencia en la vida, de compromiso con un grupo.
A nivel futbolístico, la idea es jugar bien, respetar las reglas y aprender al máximo, que cada entrenamiento sea útil para aprender a entender mejor el juego, independientemente del resultado, y de ahí que muchas de ellas puedan entrenar en el futuro a otros equipos dentro del club.
De tal manera que podríamos determinar como meta principal demostrar deportividad, dando buena imagen en cualquier campo. Por ejemplo, hacia la persona que desempeña el papel de árbitro; merece el máximo respeto, hay que acatar las reglas del deporte, y ello incluye aceptar los posibles errores que cometa.

¿CÓMO DEFINIRÍAIS VUESTRA ESCUELA DE FÚTBOL?

Intentamos que tengan ejemplos positivos a seguir (si se han esforzado, tolerar la derrota y conceptuarla como inherente al aprendizaje), fomentar la cohesión grupal (ayudar a las compañeras, convivir y compartir experiencias positivas y aquellas menos deseadas, pero todas enriquecedoras), el respeto entre iguales (jugar en equipo) y a las figuras de autoridad, acatando sus decisiones. Todo en un ambiente significativo: deben adquirir estrategias para solucionar problemas en el deporte (proponerse retos), y ello será extrapolable a la vida en general.
Es importante que aprendan a ser humildes siempre, a gestionar las frustraciones, a aceptar que el compromiso y esfuerzo suelen dar sus frutos (en los estudios, por ejemplo).

¿QUÉ LE DIRÍAIS A LAS NIÑAS QUE QUIERAN JUGAR AL FÚTBOL?

Que lo hagan en un equipo con valores, donde sean felices, y realmente las ayuden a evolucionar en su juego. Pero, por encima de todo, que aprendan a aceptar las frustraciones, mejorar realmente requiere mucho esfuerzo y es complicado, entendiendo que en muchas ocasiones el resultado será desfavorable, pese al enorme sacrificio.

¿QUÉ OPINÁIS DEL FÚTBOL BASE ACTUAL?

Existen multitud de clubes que cuentan con buenos profesionales que instruyen en técnica y táctica a gran nivel, no sólo los de mayor categoría. Aunque los hay que forman bien en valores y deporte, todavía existen aquellos con demasiada ansia por imitar y copiar a los clubs profesionales, adaptando esos modelos “a escala”, como reflejo del éxito, cuando el fútbol en niños y adolescentes debe ser sobre todo diversión, en un ambiente de esfuerzo, compromiso y educación.
Sin embargo, por desgracia, en muchas ocasiones son fuente de violencia, actitudes negativas, y una forma de canalizar frustraciones de los adultos. Seguro que, si le preguntásemos a muchos niños y niñas, y pudiesen contestar sin influencias de l@s mayores, dirían que quieren jugar y pasarlo bien, obviando al padre-entrenador (que da montones de consignas y se considera responsable de todo lo bueno que hace el niño/a), directivo “triunfalista” de turno (Frases como “Tenemos que ascender al equipo de…..”), entrenador-campeón (“Yo quiero ganar, tengo 4 títulos de liga en los últimos 5 años”).
Parafraseando a aquel libro: “Dejen que l@s niñ@s jueguen”, añadiríamos al título…. aprendan, y venzan las dificultades surgidas, la vida es superación”.

ENTONCES, ¿QUÉ SE PUEDE HACER AL RESPECTO?

Es muy importante que demos un paso adelante en la base, para aprovechar las enormes posibilidades que estos modelos “formativos” suponen para el futuro/a futbolista profesional que, antes que eso, es una persona, hacer que sean más accesibles, humanizarl@s más y que supongan ejemplos de valores a imitar por los más pequeños y pequeñas. Eso sería beneficioso también para el fútbol de alto nivel.
Las personas adultas deben ser un apoyo y reforzar siempre aquellas actitudes positivas, que ayudan a formarse para el futuro, por encima del resultado. Si alguien se esfuerza, valorar ese proceso y no el marcador final.
En nuestro equipo, lo que más nos enorgullece es la actitud de nuestras jugadoras. Como anécdota, en un partido, una de ellas, tras un buen regate, tenía una clara ocasión de gol, pero se detuvo porque al realizar dicha acción la rival había tropezado, caído al suelo y parecía lastimada, para preguntarle si estaba bien.
En otra ocasión, pensamos que una rival había impulsado el balón por su línea de fondo, y les dijimos: “Intentad rematar de cabeza”. Nuestra jugadora nos contestó que ella había golpeado el balón en último lugar, así que le mandamos decírselo al árbitro. Eso nos llena de satisfacción y es lo que nos motiva a seguir adelante, pese a todos los impedimentos.

¿CUÁLES SON ESOS IMPEDIMENTOS?

Pues da la sensación de que la gente está desencantada del fútbol, y desgraciadamente, vistos algunos casos recientes, es comprensible. Nos da pena ver que niñas que jugaban con ilusión al fútbol, lo han dejado y no quieren volver bajo ningún concepto. Hemos intentado que alguna de ellas probase con nosotr@s y han desechado esa posibilidad, suponemos que por algunas experiencias muy negativas, del estilo de las comentadas anteriormente.
Por otra parte, equipos modestos como el nuestro por lógica lo van a tener más complicado que los más conocidos. Por comentar un ejemplo, hemos situado algunos carteles informativos para tratar de captar jugadoras, y en varios lugares de la ciudad de A Coruña los han arrancado al poco tiempo. Desconocemos la causa, pero es un signo más de las complicaciones que se pueden encontrar.

POR ÚLTIMO, ¿CÓMO VÉIS EL FUTURO?

Nos encantaría que todas esas niñas que quieran empezar a jugar ó están desencantadas, si realmente se esfuerzan y tienen valores positivos, nos diesen la oportunidad de darles a conocer nuestro proyecto. Buscamos jugadoras que cumplan con los requisitos expuestos, de 10 a 18 años. Y el futuro, ¿quién sabe? Vamos a centrarnos en intentar hacer las cosas lo mejor posible, seguir nuestro camino, y veremos qué nos depara.

 

Desde Diario Herculino, queremos desearos toda la suerte del mundo, animaros en esta gran labor que hacéis y seguir luchando por el deporte de vuestr@s hij@s que es lo más hermoso que tenemos.

 

About author

Related Articles

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies