Mereció la pena. Cidade de As Burgas 6 O Fisgón Futsal  4

Mereció la pena. Cidade de As Burgas 6 O Fisgón Futsal 4

Boxing day. El histórico Pabellón de Os Remedios, se vestía de fiesta para vivir una noche navideña plena de emoción y de buen juego. La Copa Galicia tocaba a su puerta, un día después de Santa Claus para regalarnos un encuentro que dejo satisfecho al espectador. Alguno no se arrepintió maleta en mano de presenciar este enorme espectáculo ¿Quién dijo que las chicas no valían para jugar a esto?

Sinvergüenzas al margen, el de la maleta se perdía el tradicional tanto de María Arias nada más comenzar el partido. Época de tradiciones y “El mar de una Cidade de As Burgas que solo tiene río” no fallaba a su cita con el gol marcando el primero. Felipe, lo anunciaba vía whatsapp para los que no habíamos llegado.

El tanto espoleó a las locales que tuvieron sus mejores minutos de juego para aumentar la diferencia, tiro de María Arias al larguero incluido. No pudo ser.

O Fisgón aprovechaba el restante minuto ocho; 12 de juego; para darle la vuelta al marcador. Quedaba 7:55 y tocaba remar contracorriente a las de Manolo Codeso Seijo con el 1-2.

La primera parte concluía sin que se moviera mas el resultado, eso sí, nos dejaba por un lado un colegiado bastante obsesionado con los dos banquillos -tarjeta al entrenador de O Fisgón, a Oli segundo entrenador de Cidade y a David preparador físico-  y una Canolich que mandaba el aviso de peligro por explosión en el segundo tiempo.

Y así comenzó la remontada, “La leyenda” Ana López Lastra sustituía a Iria y las cuatro de siempre: María Arias, Sonia Pacios, Clara y la cartellense Amelia, listas y dispuestas para activar el el modo on del segundo acto.

“Ame 10” al poco de empezar hacía de la número 8 y marcaba el empate. Era su gol soñado, firmado con antelación en su camiseta. Misión cumplida, dedicatoria realizada, su madre lo celebraba en la grada con un añito más, mientras María Arias conseguía el segundo de su cuenta particular, 3-2 y todo parecía encarrilado pero no fue así.

 

A falta de 13:50 el conjunto visitante arrancaba los aplausos del respetable  y marcaba un golazo en toda regla. Picadita y remate bien acompasado entre asistente y goleadora  para lograr empatar el partido. 3-3 y vuelta a empezar. Emoción máxima, espectáculo puro hasta que Canolich dijo basta.

 

 

El flamante fichaje del jeque Codeso temporada 2017-2018 con muchos ceros y ningún uno,  materializaba el 4-3 y conseguía que la afición coreara su nombre, pero lo mejor estaba por llegar.

Estaba por llegar y llegó…En una jugadora que no distingue Liga de Copa Galicia, que no distingue entre veranos e inviernos; que no entiende de encuentros importantes, porque todos los son. Un día más en la oficina como diría aquel. Gol de falta, nuevo hattrick para el recuerdo y balón a casa. 3:09 para el final. Partido encarrilado.

Y como pasa en muchas casas, a avoa é a que pecha a porta antes de durmir Sonia Pacios, una vez más espléndida, firmaba la sentencia con el punto  final del partido aprovechando el juego de cinco de las de Marín. El set subía al electrónico, que redondeaban las visitantes con el cuarto.

Y así terminaba el partido. Una  noche  para el recuerdo en las que las jugadoras de Manolo Codeso volvieron a brillar y llenaron la maleta de la ilusión y de esperanza a toda la afición. Valdetires espera, pero eso será otra historia…

 

 

 

 

 

 

Related Articles

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies